sábado, 11 de febrero de 2012

Modos gregorianos

¿Será ésta la famosa FAROLA DE LAREDO? (¿Quién recuerda su significado?)

Como hablamos en clase, el canto gregoriano fue establecido como la música litúrgica de la Iglesia Católica por el Papa San Gregorio I (c.540–604). Se les llama modos gregorianos a las escalas o modos utilizados en esta música de carácter monofónico y estuvieron en uso durante la Edad Media y el Renacimiento. Durante el Renacimiento se fueron transformando poco a poco en nuestras escalas mayores y menores.

El número de modos varía de acuerdo a la época y el tratadista, pero podríamos decir que existían principalmente ocho modos gregorianos.

Los modos gregorianos tenían una nota final (finalis), sobre la cual la melodía terminaba y encontraba reposo. Su función es similar a la de la tónica en las escalas mayores y menores. Además tenían una dominante (tenor). La dominante era una nota sobre la que se insistía mucho a través de la melodía.

Los modos se dividen en dos categorías: los modos auténticos y los modos plagales. Cada modo plagal estaba asociado a un modo auténtico. Ambos modos tenían las mismas notas y compartían la misma final. La diferencia entre un modo auténtico y su relativo plagal, es la nota dominante y la tesitura.

Los tratados sobre canto gregoriano adjudican a los modos auténticos los números impares I, III, V y VII. Sus relativos plagales reciben los números pares, II, IV, VI y VIII. El relativo plagal del I modo auténtico es el II, el del III es el IV, etc. Algunos teóricos usan los nombres griegos de dórico, frigio, lidio y mixolidio para los modos auténticos, I, III, V y VII respectivamente. A los plagales se le añade el prefijo "hipo" al nombre de su relativo auténtico.

Os dejo por aquí un recurso que nos permitirá ver y escuchar los modos gregorianos. Al pulsar sobre sus nombres irán apareciendo sobre el pentagrama para que podamos escucharlos.